carretilla elevadora diésel / de GPL / con operador sentado / industrial
DFG/TFG 425/430/435 JUNGHEINRICH

{{requestButtons}}

Características

  • Tipo de motor:

    diésel, de GPL

  • Conducción:

    con operador sentado

  • Aplicaciones:

    industrial

  • Otras características:

    de manipulación, con 4 ruedas, con contrapeso

  • Carga:

    Máx.: 3,500 kg (7,716.2 lb)

    Mín.: 2,500 kg (5,511.6 lb)

  • Altura de elevación:

    Máx.: 7,500 mm

    Mín.: 2,900 mm

Descripción

Nuestras carretillas elevadoras robustas y aplicables universalmente con convertidor de par (abreviado: convertidor) le ofrecen un elevado rendimiento en el despacho de mercancías en cualquier tarea de transporte. Especialmente en los trayectos medios y largos es donde se ponen en práctica todos los puntos fuertes del convertidor: arranque suave y sin sacudidas y un rendimiento óptimo en velocidades medias y elevadas.
En aplicaciones duras en todo el mundo, los motores Kubota consiguen un par de giro elevado ya con un número bajo de revoluciones. Sus ventajas: Reducción del consumo de combustible y un nivel de ruido minimizado. Estos robustos motores están diseñados específicamente para su uso en carretillas elevadoras. Esto garantiza especialmente una elevada fiabilidad y una larga vida útil.
El eje de accionamiento Jungheinrich, optimizado en cuanto a rendimiento, con freno multidisco húmedo integrado sin mantenimiento, ofrece una alta fiabilidad y unos bajos costes de servicio. Debido al modelo encapsulado, el frenado no se ve perjudicado por la influencia de las condiciones ambientales.
El puesto de trabajo está configurado de manera funcional y a la medida del conductor. La visibilidad es óptima en todas las direcciones. Ambos aspectos garantizan un desarrollo del trabajo con concentración y consiguen las mejores condiciones para un rendimiento elevado durante todo el turno.
Gracias al diseño especial del contrapeso de Jungheinrich, el centro de gravedad propio se encuentra situado de forma óptima, en cuanto a la física, en la parte del fondo entre los ejes. De ahí se obtienen unos valores de seguridad durante la marcha y la parada por encima de la media.