Compresor de pistón Icon LSE
de aire respirablecon motor eléctricoportátil

compresor de pistón
compresor de pistón
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tecnología
de pistón
Tipo
de aire respirable
Accionamiento
con motor eléctrico
Instalación / movilidad
portátil
Otras características
silencioso, de alta presión, de peso ligero, accionado por correa
Presión

Máx.: 330 bar (4.786,25 psi)

Mín.: 232 bar (3.364,88 psi)

Caudal

50 l/min, 100 l/min (13,21 us gal/min)

Potencia

1,1 kW, 2,2 kW, 3 kW (1,5 hp)

Volumen de la cubeta

10 l (2,6 gal)

Descripción

Al eliminar el peso del motor eléctrico y reducir el tamaño, Icon ha conseguido mejorar el concepto de "portátil". Por supuesto, sin hacerle renunciar a sus excelentes prestaciones. Imagínese tener un compresor capaz de ofrecer un gran rendimiento y dotado de una extraordinaria solidez. ¿Qué sería todo esto sin una absoluta sencillez en su manejo? Creemos que la innovación está para eso: para hacerlo todo más sencillo. Los modelos de la serie Icon LSE responden a las necesidades de aire respirable de alta presión para el mundo del buceo, la extinción de incendios y el paintball. Añada lo que desee: válvula de mantenimiento de la presión, drenaje automático de drenaje de condensado automático, enganche. ¿Quiere la estructura de acero inoxidable? Icon también está disponible en esta versión. Equipamiento estándar 1 conexión de cilindro a elegir entre DIN 232, DIN 300, INT / YOKE 232 bar 1 manguera de 1,2 m de longitud Contador de horas (sólo para motores eléctricos monofásicos) Color del marco Negro RAL 9005 Disponible sólo para compresores con motor eléctrico. El purgador automático de condensados elimina el agua del separador intermedio y del separador final automáticamente durante el funcionamiento (cada 7 minutos). Compuesto por: 1 temporizador +1 electroválvula

---

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.