Sistema de control de calidad C-300 / AC1 / AC2

sistema de control de calidad
sistema de control de calidad
sistema de control de calidad
sistema de control de calidad
sistema de control de calidad
sistema de control de calidad
sistema de control de calidad
sistema de control de calidad
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
precio indicativo

Características

Función
de calidad

Descripción

La gestión de remachado puede ser supervisada por diferentes equipos ágiles, eficaces y de fácil comunicación con el operador: Control estándar C-300 El Control C-300 es el equipo básico que tienen las remachadoras radiales donde se puede ajustar, entre otros parámetros, el tiempo de remachado. Control de altura constante (CAC) El control de altura constante CAC es un sistema que controla la altura del remache garantizando así su dimensión final. El cabezal retrocede inmediatamente después de alcanzar la altura de remachado gracias a un sistema de regulación manual. Sistemas de Aseguramiento de calidad AC: AC1 y AC2 Los sistemas AC controlan la presión y recorrido de remachado de manera que el retorno se realiza a partir de un valor introducido electrónicamente, diferenciando piezas buenas y malas en función de los parámetros fijados. El sistema AC-1 está basado en la medición absoluta de la posición del cabezal. Mide el recorrido de remachado desde la posición de reposo de la máquina. El sistema AC-2, sin embargo, está basado en la medición del recorrido relativa a la superficie de referencia e incluye un sistema flotante que palpa el conjunto de componentes a remachar. Control de ejes por PLC o autómata EL control por PLC es el equipamiento estándar de los centros de remachado flexible AGME y permite el remachado de cualquier configuración geométrica que presente la ubicación de los remaches sin más que introducir la secuencia del proceso de remachado.
Búsquedas asociadas
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.