Sonda de radiación para rayos X 6150AD-1 series
de rayos gamma

sonda de radiación para rayos X
sonda de radiación para rayos X
sonda de radiación para rayos X
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Mesurando
de rayos gamma, de radiación para rayos X

Descripción

Las sondas gamma calibrables 6150AD-15/E y 6150AD-18/E se utilizan junto con un medidor de tasa de dosis 6150AD para medir la radiación de fotones (gamma y rayos X) en la cantidad de H*(10). Como detectores se utilizan contadores Geiger-Müller. Las sondas sólo funcionan con las versiones "/E" del 6150AD. Ambos tipos de sonda se diferencian en el tipo de contador incorporado y, por tanto, en el rango de medición. Si no se esperan tasas de dosis superiores a 10 mSv/h, debe preferirse la sonda 6150AD-18/E con su detector más sensible, o bien la sonda 6150AD-15/E con un rango de hasta 10 Sv/h. Al igual que el propio medidor de tasa de dosis 6150AD, las sondas sólo son adecuadas para medir la radiación de fotones (no para medir la radiación alfa o beta). Por lo tanto, hay dos razones para utilizar una sonda gamma en lugar del propio 6150AD: - El lugar de la medición y el lugar de la lectura son diferentes, por ejemplo, para las mediciones en lugares poco accesibles. - El rango de medición debe aumentar hasta 9,99 Sv/h con la sonda 6150AD-15/E, o disminuir hasta 0,5 µSv/h con la sonda 6150AD-18/E. Sólo la combinación de la sonda 6150AD-18/E con una 6150AD2/E o 6150AD6/E no amplía el rango de medida, ya que todos estos dispositivos utilizan el mismo tipo de contador. Sólo la primera razón habla a favor de dicha combinación. sonda calibrada de alta potencia, alimentación de la 6150AD. - Rango de visualización analógica: 0.1 mSv/h-10 Sv/h - Rango de visualización digital: 0.01 µSv/h-9,99 mSv/h - Rango de visualización digital: 1 µSv/h-9,99 mSv/h - Rango de energía: 65 keV-3 MeV

---

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.