Clave para la protección de software USB estándar

clave para la protección de software USB
clave para la protección de software USB
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
precio indicativo

Características

Configuración
USB
Carcasa
estándar

Descripción

Lápiz USB con programa de copia de seguridad y restauración Para terminales de operador y PCs industriales con Linux y Windows (x86) Capacidad de memoria 8 GB El Bachmann System Maintenance Stick (BSM Stick) es una combinación de un lápiz USB de 8 GB y un programa gráfico de copia de seguridad y restauración de fácil manejo para terminales de operador y ordenadores industriales con Linux y Windows (x86). Con el BSM Stick se pueden crear cómodamente copias de seguridad completas del sistema operativo en un lápiz USB o restaurar una copia de seguridad completa desde el lápiz. La filosofía de manejo del Bachmann System Maintenance Utility se basa en el manejo más sencillo posible a través de un teclado de PC estándar, de modo que un sistema operativo dañado de un terminal de mando o de un PC industrial se puede restaurar rápidamente en el campo, incluso por parte de personal operativo inexperto (recuperación con un solo clic). Con la ayuda del BSM Stick el cliente final puede mantener los tiempos de parada de la máquina al mínimo; esto hace innecesarias las "reparaciones" del hardware de visualización, debido a un defecto del sistema operativo. Además, el cliente final puede ahorrarse los altos gastos asociados con el mantenimiento de un conjunto de dispositivos de sustitución a mano para este tipo de casos de servicio. Así pues, el BSM Stick ayuda directamente a reducir los costos y a optimizar la disponibilidad del terminal o del IPC, por lo que ayuda a optimizar la disponibilidad del sistema o de la máquina y contribuye a aumentar la aceptación de una máquina por parte del cliente final.

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de BACHMANN
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.