VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español
video corpo

Sobrepresor de pistón PE-VE
de airede nitrógenolubricado con aceite

sobrepresor de pistón
sobrepresor de pistón
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Tecnología
de pistón
Medios
de aire, de nitrógeno
Lubricación
lubricado con aceite
Sistema de refrigeración
con ventilación
Número de etapas
multietapa
Caudal

Máx.: 45 m³/h (1.589 ft³/h)

Mín.: 12 m³/h (424 ft³/h)

Presión

Máx.: 365 bar (5.294 psi)

Mín.: 90 bar (1.305 psi)

Descripción

Dimensiones compactas: para la instalación en espacios reducidos Control del compresor B-CONTROL MICRO totalmente automático con pantalla a color B-DRAIN: La nueva purga de condensados es silencioso y ahorra energía Revestimiento opcional Super Silent: para unas emisiones acústicas mínimas Mantenimiento sumamente sencillo: no es preciso retensar la correa trapezoidal Con el nuevo PE-VE, BAUER ha concebido una serie de instalaciones que, ya en su modelo básico, consigue aunar un equipamiento interesante con una impresionante relación calidad-precio. En combinación con las numerosas opciones de instalación, así como una amplia gama de accesorios, es posible conseguir soluciones a medida para casi todas las tareas del ámbito del aire y del nitrógeno. El corazón de la instalación son los bloques de alta presión de BAUER, que se han ganado una fama legendaria en el mercado por su fiabilidad y durabilidad. La tecnología de sistemas empleadas ha sido concebida para un uso industrial. El B-CONTROL MICRO ampliado es más eficiente y está preparado para la comunicación con la nueva B-APP, por ejemplo, para el control remoto y la supervisión del compresor. En lo que a la compresión de aire y nitrógeno con presión de entrada se refiere, los Booster de alta presión refrigerados por aire de la serie PE-VE de BAUER KOMPRESSOREN son la solución ideal.

VÍDEO

Catálogos

Otros productos de BAUER KOMPRESSOREN GmbH

Industria

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.