video corpo

Desengrasador de limpieza ALUSTAR 100
a base de aguaindustrialde piezas metálicas

desengrasador de limpieza
desengrasador de limpieza
desengrasador de limpieza
desengrasador de limpieza
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
a base de agua
Uso previsto
industrial, de piezas metálicas
Otras características
de limpieza, sin COV, no espumante

Descripción

Agente limpiador para el lavado y desengrasado mecánico de piezas. No precisa etiquetado, genera poca espuma. ALUSTAR 100 destaca por ser un producto para procesos automáticos de desengrasado que no precisa etiquetado. Es miscible en agua y, por lo tanto, altamente eficiente. Puede usarse sobre alumunio y otras superficies delicadas, como los galvanizados. Palabras clave: Agente limpiador acuoso libre de disolventes, para aplicación mecánica Indicado para el lavado de aluminio, superficies galvanizadas y plásticos, pero también para acero y acero inoxidable No precisa etiquetado según el Reglamento CLP ALUSTAR 100 es un agente limpiador acuoso, altamente concentrado y con poca espuma que no precisa etiquetado, está indicado para su aplicación en procesos de desengrasado automatizados. Es ligeramente alcalino (pH 9) y no contiene silicatos, fosfatos, ni disolventes. Esto lo hace adecuado para el desengrase de contaminaciones ligeras, como aceites de mecanizado, de materiales delicados como el aluminio o las superficies galvanizadas. Eficiente Sus propiedades demulsificadoras facilitan la eliminación de aceites y grasas mediante separador de placas. Gracias a su eficaz fórmula, ALUSTAR 100 puede utilizarse en concentraciones muy bajas, de 3% a 5%. Estaremos encantados de enviarle instrucciones de dosaje y curvas para el ajuste de la concentración. ALUSTAR 100 ha sido diseñado para funcionar eficazmente a temperatura ambiente. Su eficacia de limpieza aumenta a medida que se aumenta la temperatura. Ámbitos especiales de aplicación

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.