Panel sándwich de nido de abeja COMPOCEL® AL
cara de aluminiopara techopara muro

panel sándwich de nido de abeja
panel sándwich de nido de abeja
panel sándwich de nido de abeja
panel sándwich de nido de abeja
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Elemento de relleno
de nido de abeja
Paramento
cara de aluminio
Aplicaciones
para techo, para muro, para fachada, para interiores, para pavimento, para mueble, para aplicaciones automóviles, para tabique, para falso techo
Otras características
acústico, resistente al fuego, resistente a las intemperies, ignífugo
Grosor

Máx.: 25 mm (0,98 in)

Mín.: 6 mm (0,24 in)

Descripción

COMPOCEL ® AL Panel sándwich con chapas y "núcleo" íntegramente en aluminio. Ofrece altas características mecánicas especialmente cuando se requiere alta rigidez, a bajo costo. Al ser un panel fabricado en un 95% de aluminio, la resistencia al fuego cumple con los estándares de normas europeas. FRESADO Y CURVADO El panel se corta plano según las dimensiones y geometrías definidas por el dibujo del cliente. Después de doblar las chapas, el objeto se limpia y se empaqueta. Bordes Los paneles se pueden acabar con varios tipos de cantos: Borde plano (o borde aplicado) Se pueden utilizar extrusiones en diferentes materiales: aluminio, laminado, PVC, ABS, incluso en un color coordinado con el de la chapa del panel. Borde con perfil en T Mediante la aplicación de un perfil en T espigado, se puede aplicar con colas adecuadas después de fresar el núcleo del panel. La combinación de fresado y encolado confiere mayor resistencia y rigidez al perímetro. Borde de perfil en C Después de fresar el núcleo del panel, se aplica un perfil en C con colas adecuadas. Borde al doblar una hoja sobre sí misma * La chapa superior, ligeramente grabada, está plegada y pegada perfectamente para cubrir el espesor del panel. RECICLAJE El panel COMPOCEL AL es reciclable en un 95% ya que está compuesto en un 95% de aluminio, que se puede fundir y reutilizar varias veces.

VÍDEO

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.