Escáner 3D MetraSCAN 3D-R
para inspección dimensional robotizadapara línea de producciónpara CMM

escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
escáner 3D
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Número de ejes
3D
Uso previsto
para inspección dimensional robotizada, para línea de producción, para CMM
Tecnología
láser, óptico

Descripción

Detecte problemas más rápido y tome mejores decisiones Diseñado para aplicaciones de control de calidad automatizado, las soluciones de escaneado 3D R-Series™ son perfectas para compañías manufactureras que desean aumentar su productividad midiendo más dimensiones en más piezas sin comprometer la precisión. El MetraSCAN 3D-R™ es un poderoso e innovador escáner CMM óptico montado en robot que se puede integrar perfectamente en los procesos de control de calidad automatizado para la inspección en línea en la producción en masa. Su tecnología de vanguardia les permite a las compañías manufactureras detectar problemas de calidad con mayor rapidez. El CUBE-R™ aprovecha el poder del MetraSCAN 3D-R en una célula de medición industrial de alta productividad diseñada para ser integrada a las fábricas para inspecciones en línea. En comparación con las CMM tradicionales, el CUBE-R es mucho más rápido y ofrece un aumento de la productividad y una mayor eficiencia. Velocidad El MetraSCAN 3D-R permite medir cientos de piezas por día. Es perfecto para la inspección en línea en la producción en masa y acerca lo más posible el control de calidad a la pieza. Desde su integración fácil hasta su instalación rápida y sencilla, el MetraSCAN 3D-R lo ayudará a agilizar sus procesos de control de calidad automatizado y acelerar su tiempo de lanzamiento al mercado. Precisión y resolución Gracias a su precisión, repetibilidad y resolución de grado de metrología, el MetraSCAN 3D-R ofrece resultados de alta calidad, sea en superficies, recortes o detalles geométricos.

VÍDEO

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.