Colector de datos sin papel DS 500 mobilepara adquisición de datosportátilEthernet

colector de datos sin papel
colector de datos sin papel
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
precio indicativo

Características

Tipo
sin papel
Aplicaciones
para adquisición de datos
Otras características
portátil, Ethernet

Descripción

Si calculáramos el coste del aire comprimido veríamos que la compra de equipos y su mantenimiento apenas es el 20-30% de lo que nos cuesta el aire. Aproximadamente del 70 al 80% de los costes totales de una planta de aire comprimido son consumo de energía. Incluso en plantas pequeñas pueden significar hasta 10 000 a 20 000 € de su factura eléctrica cada año. Esta es una cantidad que se puede reducir considerablemente. Incluso en el caso de las plantas bien gestionadas y bien mantenidas, debemos hacernos estas preguntas. ¿Qué coste real por aire m³ generado es el que tengo en mi planta? ¿En relación al consumo total de la planta que % es el consumo de compresores de aire? ¿Qué cantidad de energía ganaría con la recuperación del calor residual? ¿Que caída de presión tengo en cada filtro? ¿Es real el punto de rocío que aparece en el secador? ¿Cuánto aire comprimido estoy utilizando? Por medio del registrador gráfico inteligente DS 500 móvil y los sensores adecuados todas estas preguntas se pueden responder fácilmente con garantía. Por ejemplo por medio de una medición a largo plazo durante 7 días, registro de datos y evaluación en el PC. Las ventajas del sistema DS500 de un vistazo Fácil manejo a través de pantalla táctil a color de 7 " Versátil: Hasta 12 sensores se pueden conectar, incluso de otras marcas Confiable: Almacena todos los valores medidos en una tarjeta de memoria Realiza un análisis inteligente de energía: evaluaciones mensuales/ diaria / semanal, funciones matemáticas por cálculos internos, por ejemplo los datos típicos clave de una planta de aire comprimido
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.