VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español
video corpo

Puerta corredera ST FLEX
peatonalpara interiorde seguridad

puerta corredera
puerta corredera
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
correderas, peatonales
Aplicaciones
para interior
Otras características
automáticas, de seguridad, de acceso

Descripción

Gracias a su perfilería estrecha, el sistema ST FLEX permite una total luminosidad. Al ofrecer una gran comodidad para el usuario y fácil accesibilidad, el sistema ST FLEX genera un ambiente acogedor. En conjunción con otras puertas de la familia FLEX (FLEX Green y FLEX SECURE), el sistema puede ser utilizado para crear un entorno armonioso. Atractivos acabados de vidrio gracias a los perfiles estrechos Alta estabilidad y rigidez a la torsión Bajo valor-K del perfil debido al doble acristalamiento Dispone de un excelente aislamiento gracias a sus perfiles laterales de estanqueidad y a las juntas superiores e inferiores. Muy flexible y adaptable a las necesidades del proyecto Detalles de producto Características Solución perfecta para proyectos sofisticados Gracias a su estrecha perfilería, el sistema ST FLEX para puertas correderas automáticas es extremadamente versátil. Con sus variados diseños, es la perfecta solución para proyectos sofisticados. Con la misma perfilería también es posible una puerta corredera telescópica. Calidad probada El sistema puede ser equipado con vidrio templado de seguridad o doble acristalamiento. El sistema de perfiles está probado para una vida útil de un millón de ciclos y aprobado para su uso en salidas de emergencia y en vías de evacuación de acuerdo con la norma UNE EN 16.005 para puertas correderas automáticas en las vías de evacuación. Ventajas para el arquitecto El sistema proporciona hermosas superficies de vidrio gracias a sus estrechos perfiles Es muy flexible y puede ser adaptado a las necesidades del proyecto

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de dormakaba
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.