Máquina de soldar láser ELC 250 DUO
ACautomática

máquina de soldar láser
máquina de soldar láser
máquina de soldar láser
máquina de soldar láser
máquina de soldar láser
máquina de soldar láser
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Técnica
láser
Tipo de alimentación
AC
Modo de funcionamiento
automática

Descripción

Sistema de soldadura "Llave en mano" para la soldadura láser de carcasas de diferenciales E sistema de soldadura láser ELC 250 DUO, desarrollado y fabricado por EMAG LaserTec, está concebidotomandoen cuenta la máxima productividad. El sistema de soldadura láser, combinado con el principio de autocarga tipo pick-up típico de EMAG, permite un uso completamente automatizado de la soldadora láser, tanto como máquina independiente como en una línea. El uso de husillos de autocarga ofrece las siguientes ventajas: Por un lado, este principio permite sistemas ópticos fijos, ya que se mueve la pieza y no la herramienta. Por otro lado, es posible una carga y descarga en paralelo al tiempo de ciclo, lo que permite reducir los tiempos improductivos. Tampoco se deben pasar por alto las ventajas que aportan los sistemas ópticos fijos en lo que respecta a la seguridad. De esta forma, los láseres siempre se dirigen hacia al interior de la máquina, lo que garantiza una protección óptima del usuario. La óptima focalización del rayo que se consigue gracias a las ventajas anteriores y la aspiración puntual evitan la formación de suciedad en los sistemas ópticos durante el proceso de soldadura. El sistema de soldadura láser ELC 250 DUO puede equiparse con la tecnología láser más moderna en función de los requisitos del componente y de las exigencias del cliente. Es importante mencionar a este respecto que, a pesar de que la soldadura se realiza en dos estaciones la ELC 250 DUO, necesita solamente una fuente de láser. El rayo láser se conmuta simplemente de una estación de soldadura a otra. Para ello, se desvia el haz láser entre los sistemas ópticos de focalización.

VÍDEO

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.