VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español

Robot araña RS3-351S
4 ejespara ensamblajede empaque

robot araña
robot araña
robot araña
robot araña
robot araña
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
araña
Número de ejes
4 ejes
Funciones
para ensamblaje, de empaque, pick and place
Instalación / movilidad
para techo
Uso previsto
para la industria del automóvil, para aplicaciones médicas
Otras características
para tiempo de ciclo rápido, compacto
Carga máxima

Mín.: 1 kg (2,205 lb)

Máx.: 3 kg (6,614 lb)

Radio de acción

130 mm, 350 mm (5,12 in)

Repetibilidad

0,01 mm (0,0004 in)

Descripción

El robot Spider RS3-Series es una nueva especie de robot SCARA de cuatro ejes, con el diseño de un brazo similar al humano, para trabajar en planos horizontales. Es ideal para las aplicaciones de recogida y colocación, y los procesos de montaje. Envolvente cilíndrico El RS3 es el primero y único robot SCARA con un envolvente perfectamente cilíndrico, lo que significa que alcanza su área de actividad por completo. De este modo, se maximiza la productividad y se reduce el espacio necesario. El RS3 tiene un brazo de 350 mm que puede trabajar en tamaños de palés que normalmente requerirían un brazo SCARA de casi 750 mm de alcance. Rendimiento alto y compacto Los robots RS3-Series Spider ofrecen uno de los mejores rendimientos del sector, con tiempos de ciclo de tan solo 0,34 segundos, incluso durante el uso prolongado. El diseño exclusivo del brazo de alta rigidez se traduce en una vibración residual muy reducida, con un movimiento de arranque y parada fluido, incluso a altas velocidades. Versatilidad espectacular Los robots Spider RS3-Series se pueden usar en una amplia gama de sectores, desde el montaje de componentes de automóvil y de piezas de teléfonos móviles y ordenadores hasta la creación de equipo médico y el envasado de medicamentos, sin mencionar los análisis científicos y automatización de laboratorio.

Catálogos

Otros productos de EPSON Robotic Solutions

Robots

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.