Interruptor táctil CEM-AR-C40 series
unipolarcon solenoidesin protección

interruptor táctil
interruptor táctil
interruptor táctil
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
táctil
Configuración de contacto
unipolar
Otras características
con solenoide, sin protección, de seguridad, electromecánico, electromagnético, de puerta
Corriente primaria

100 A

Tensión

Máx.: 30 V

Mín.: 0 V

Descripción

Las ventajas Interruptor de seguridad con solenoide adherente integrado para la protección de procesos (sin monitorización del bloqueo) Sistema electrónico CES-AR integrado No requiere una unidad de evaluación especial Posibilidad de conectar en serie hasta 20 dispositivos AR en una cadena Categoría de seguridad 4 y PL e según EN ISO 13849-1 para monitorizar la posición de la puerta Estructura y funcionamiento Los interruptores de seguridad CEM tienen, además del transponder, un solenoide adherente para mantener el resguardo en posición de bloqueo. El solenoide ofrece una serie de ventajas funcionales y de seguridad, ya que el bloqueo se lleva a cabo mediante la acción directa de fuerza electromagnética entre el interruptor y el actuador. Los dispositivos de este tipo no tienen ninguna pieza que sobresalga, por lo que no hay riesgo de lesiones. Tampoco tienen aberturas de entrada para el actuador en las que pueda acumularse suciedad. La placa de anclaje del actuador CEM está asentada de manera flotante y puede girarse hasta en un ángulo de ±4°. En consecuencia, el actuador CEM se adapta automáticamente a la superficie del solenoide al cerrar una puerta de protección desajustada. Ya no es necesario reajustar la puerta de protección. Incluso con una holgura central de 5 mm (placa de anclaje respecto al solenoide), se alcanza toda la fuerza de bloqueo.

VÍDEO

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de EUCHNER GmbH + Co. KG
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.