Máquina de atornillado semiautomática con alimentación automática de tornillos

máquina de atornillado semiautomática
máquina de atornillado semiautomática
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
precio indicativo

Características

Modo de funcionamiento
semiautomática
Otras características
con alimentación automática de tornillos

Descripción

Atornillar el mecanismos de cierro del cerramiento en madera: módulo de atornillado autoalimentado MCA para uso manual de ejes x, y, z La solución está compuesta por: Alimentador tornillos EasyDriver con PLC incorporado personalizado en base a las dimensiones y tipo de tornillos. Sistema de atornillado, instalado en una unidad posicionada en la pista Está compuesto por: - un motor neumático para atornillar, con control de par mediante corte de aire, con posicionamiento manual del cabezal - un cárter de protección de las partes motorizadas - una empuñadura especial de posicionamiento para efectuar el atornillador, con pulsador de accionamiento. Para el operario es suficiente desplazar manualmente la unidad sobre el soporte. La empuñadura con pulsador manual de bloque horizontal de la unidad de atornillado La unidad está dotada de un selector manual que permite seleccionar entre dos estrategias de atornillado: a par (el embrague desconecta la alimentación del motor una vez se consigue el par predefinido) O bien por altura (la parada del motor se consigue mediante el detector de profundidad que entra en función cuando se consigue la altura de atornillado establecido). Las ventajas de esta solución Elevada eficacia del ciclo productivo: Eliminación de los rechazos: todos los tornillos se atornillan con precisión. Una solución garantizada Fiam: la solución está completamente diseñada y personalizada por Fiam y ha sido cuidadosamente probada para garantizar su correcto funcionamiento

VÍDEO

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.