Tubo elevador para cajas de cartón FIPALIFTpro

tubo elevador para cajas de cartón
tubo elevador para cajas de cartón
tubo elevador para cajas de cartón
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Uso previsto
para cajas de cartón
Carga útil

32 kg, 35 kg, 55 kg, 75 kg (71 lb)

Número de ventosas

1 unit

Descripción

FIPALIFTpro, con su exclusivo diseño de asa de control, permite una potente elevación de cargas de hasta 75 kg. Los controles intuitivos, ergonómicos y fáciles de usar con una sola mano crean una solución versátil, fácil de usar y potente. Levante, baje y equilibre la carga, todo ello con una sola mano. Nuestro objetivo en FIPA es proporcionar equipos y soluciones que generen la felicidad del usuario y, por tanto, promuevan el bienestar en el lugar de trabajo. Un equipo de manipulación ergonómico y eficaz requiere que los operarios estén dispuestos a utilizar el equipo y sean capaces de hacerlo, por lo que es esencial que los controles sean intuitivos y fáciles de usar. Una buena ergonomía debe ir acompañada de una buena economía. El FIPALIFTpro, con su construcción de primera calidad, garantiza un producto robusto y resistente, capaz de satisfacer las exigencias de todos los entornos industriales, proporcionando un aumento tanto de la productividad como del bienestar. Existe una amplia gama de pies de succión para manejar una gran variedad de objetos y aplicaciones. 1 El mango de control ergonómico permite una elevación fácil, suave y rápida. Los controles son fáciles de usar tanto para los operadores diestros como para los zurdos. 2 La articulación integrada de 90 grados y el giro de 360 grados permiten una elevación flexible. El sistema de desconexión rápida asegura el cambio rápido y suave entre los pies de succión. 3 Pie para sacos para la manipulación de sacos y bolsas. 4 Pie de ventosa rectangular doble ajustable.

---

VÍDEO

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.