VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español
video corpo

Transportador de banda
para la industria alimentariapara productos lácteoshorizontal

transportador de banda
transportador de banda
transportador de banda
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tecnología
de banda
Sector
para la industria alimentaria
Aplicaciones
para productos lácteos
Forma
horizontal, vertical, inclinado
Otras características
de manipulación, de elevación, de acero inoxidable, de cuña

Descripción

Al elevar su flujo de producción, se recupera un valioso espacio en el suelo. Esto permite aumentar la capacidad de producción o la accesibilidad para los operarios. Para el sector alimenticio y productos lácteos los elevadores de presión lateral tipo wedge y los transportadores inclinados están disponibles en acero inoxidable. Nuestros expertos le ayudarán a elegir la solución de elevación óptima basándose en factores como el rendimiento, los procesos implicados y las características de los productos tal y como aparecen en la línea. Transportador inclinado El transportador inclinado en acero inoxidable se ha diseñado para una o varias líneas de elevación. Nuestros transportadores de acero inoxidable son robustos, fáciles de limpiar y están diseñados para operaciones sencillas. La solución inclinada permite una manipulación cuidadosa de productos delicados y es fácil de adaptar a distintos tamaños de productos. Transportadores tipo wedge Un transportador tipo wedge de acero inoxidable utiliza dos carriles del transportador (uno enfrente del otro) para proporcionar un transporte rápido y delicado, horizontal o verticalmente. Estos transportadores con forma de cuña son adecuados para altos niveles de producción y están diseñados para liberar espacio en el suelo. Los transportadores tipo wedge pueden conectarse en serie para crear un puente por debajo de las cuales puedan pasar operarios o carretillas elevadoras.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de FlexLink
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.