Cámara para la detección de incendio A310 ex
digitalde vigilanciade imagen térmica

cámara para la detección de incendio
cámara para la detección de incendio
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
para la detección de incendio
Tecnología
digital
Función
de vigilancia, de imagen térmica
Espectro
de infrarrojos
Interfaz
Ethernet
Opciones y accesorios
IP67, antideflagrante

Descripción

Las atmósferas explosivas necesitan estar protegidas frente a las fuentes de ignición. Es esencial seleccionar equipos y sistemas de protección que cumplan con los requisitos del Reglamento de Productos ATEX o regulaciones similares. FLIR A310 ex, una solución que cumple con la normativa ATEX, incorpora una cámara térmica montada en una carcasa, lo que permite la supervisión de bienes fundamentales y de valor también en atmósferas explosivas. Las aplicaciones típicas para la A310 ex incluyen la vigilancia de procesos, el control de calidad y la detección de incendios en ubicaciones con riesgo de explosión. FLIR A310 ex cuenta con protección IP67, lo que permite su instalación en entornos con mucho polvo. El gabinete "d" a prueba de llamas evita cualquier transmisión de explosión desde el interior del gabinete al exterior CONTROLADOR INTEGRADO El controlador integrado ofrece varios canales digitales de E/S y sensores de temperatura, humedad y presión. Entre otras funciones, los canales de E/S permiten al usuario encender o apagar la cámara y el calentador con un mando. El acceso se realiza a través de una interfaz web integrada o Modbus TCP/IP. El controlador integrado está equipado con dos componentes de fibra óptica y dos de Ethernet. Esto permite una integración de red flexible en topologías de estrella o anillo CALEFACTOR La FLIR A310 ex integra un calefactor que evita de manera eficaz que la ventana de protección se empañe y bloqueo de la ventana de protección

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de FLIR SYSTEMS
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.