Refrigerador para la industria
enfriado por airerotativorefrigerado por agua

refrigerador para la industria
refrigerador para la industria
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
para la industria
Otras características
enfriado por aire, resistente a la corrosión, refrigerado por agua, rotativo, a contracorriente, de coraza y tubos, indirecto

Descripción

Los enfriadores rotativos GRELBEX son de tipo indirecto, es decir, el material se enfría indirectamente por contacto con los tubos. Están diseñados para garantizar un funcionamiento fiable, alta eficacia, máxima disponibilidad industrial y fácil mantenimiento. Estos criterios de funcionamiento hacen de nuestros enfriadores rotativos una elección acertada para el enfriamiento de sólidos en polvo. El enfriador consta de un cilindro giratorio con aletas internas que permite agitar el producto y hacerlo avanzar lentamente por el interior del tambor. El tambor contiene una red de tubos por los que circula un fluido refrigerante (normalmente simplemente aire). El producto en contacto con estos tubos "fríos" se enfría en contracorriente. Este principio de funcionamiento es especialmente adecuado para productos finos (de unas micras a unos milímetros), con temperaturas de entrada que oscilan entre 150°C y más de 1200°C. Nuestros enfriadores se adaptan a las temperaturas de entrada y salida y a los caudales de producto requeridos. Nuestros equipos dimensionan y diseñan cada unidad para que se adapte perfectamente al proyecto y a la operación industrial a la que está destinada. También es posible optimizar el uso de este tipo de enfriadores recuperando el aire fresco calentado, que puede utilizarse como aire de secado, aire de precalentamiento o aire de combustión secundario. De este modo se optimiza el funcionamiento global de la instalación.

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de GRELBEX
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.