Bomba de agua CM series
eléctricacentrífugaindustrial

bomba de agua
bomba de agua
bomba de agua
bomba de agua
bomba de agua
bomba de agua
bomba de agua
bomba de agua
bomba de agua
bomba de agua
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Fluido
de agua
Accionamiento
eléctrica
Tecnología
centrífuga
Sector
industrial
Aplicaciones
de carga, de sobrepresión
Material
de acero inoxidable
Otras características
compacta, robusta, ajustable, con controlador de velocidad
Caudal

Máx.: 16 m³/h (565,0347 ft³/h)

Mín.: 0 m³/h (0 ft³/h)

Altura de descarga

Máx.: 105 m (344'05")

Mín.: 0 m (0'00")

Descripción

Los grupos de presión de Grundfos disponen de una moderna tecnología que ofrece un grado de confort superior en sus casas proporcionándoles un suministro de agua sumamente fiable. Grundfos ofrece una gama completa de soluciones de aumento de presión para aplicaciones domésticas que garantizan un presión de agua óptima. Las gamas de grupos de presión CM Booster y CME Booster vienen en diferentes versiones: CME Booster CM Booster PM2 CM Booster PM1 Grupos de presión CME Booster Esta gama proporciona presión de agua constante para una gran variedad de aplicaciones domésticas. Esto significa que el usuario final no va a tener problemas con fluctuaciones en la presión de agua debido a una bajada de la demanda de agua o de arranques y paradas de la bomba. La bomba CME Booster mantiene la presión dentro de casa independientemente del uso que se le dé. La presión constante proporciona un incremento del confort y la comodidad en casa. Además el grupo de presión electrónico CME Booster hace posible personalizar la presión de agua. Solo con presionar el botón del nivel de presión puede aumentarlo o reducirlo como desee. Características Presión constante con control de velocidad integrado Diseño compacto Materiales robustos - acero inoxidable Fácil instalación Protección contra marcha en seco Bajo nivel de ruido, 55 dB
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.