Cuba flexible
enchufede almacenajepara la acuicultura

cuba flexible
cuba flexible
cuba flexible
cuba flexible
cuba flexible
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Función
enchufe, de almacenaje, para la acuicultura, para lavado, de alimentación, de recogida de fluido, de tratamiento, de recuperación, de decantado, de vaciado, de distribución
Usos
de agua, agua potable, para el riego, para equipos mineros
Material
de PVC
Tipo
autoportante, flexible, abierta
Aplicaciones
industrial, para aplicaciones agrícolas, para obra de construcción, para el tratamiento de aguas residuales, para uso exterior, para el tratamiento del agua, de proceso, para recuperación de residuos líquidos
Otras características
ligera
Volumen

Mín.: 10 m³ (353,1 ft³)

Máx.: 120 m³ (4.237,8 ft³)

Descripción

Cisterna flexible abierta Nuestras cisternas flexibles abiertas o balsas abiertas son ideales para el almacenamiento intermedio a otro sistema de almacenaje. CISTERNA FLEXIBLE ABIERTA Generalmente llamada balsa abierta, la cisterna flexible abierta se constituye de un burlete de espuma o hinchable (en la parte superior), que permite asegurar su sostenimiento. Compacto y totalmente plegable, la balsa se instala rápidamente sobre todo tipo de terreno y se transporta fácilmente de un sitio a otro. No necesita ningún mantenimiento especial y se puede plegar/colocar fácilmente. Uso(s) • - Almacenaje intermedio de agua anti incendios • - Recuperación de efluentes • - Almacenaje de agua en zonas de perforación • - Balsa de decantación para planta de tratamiento • - Almacenaje de agua potable antes distribución • - Almacenaje intermedio BENEFICIOS PRODUCTOS • - Solución económica • - Instalación fácil y rápida • - Plegable, compacto y ligero • - Excavaciones mínimas • - Móvil • - Gran resistencia y dura de vida importante • - Acceso fácil al liquido • - Limpieza y vaciado fácil gracias a la grande apertura

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de LABARONNE - CITAF
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.