VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español

Cortadora y peladora para cables eléctricos AM 5000 Series
de hojaautomáticaeléctrica

cortadora y peladora para cables eléctricos
cortadora y peladora para cables eléctricos
cortadora y peladora para cables eléctricos
cortadora y peladora para cables eléctricos
cortadora y peladora para cables eléctricos
cortadora y peladora para cables eléctricos
cortadora y peladora para cables eléctricos
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo de producto
para cables eléctricos
Tecnología
de hoja
Otras características
automática, eléctrica
Diámetro

30 mm, 35 mm (1 in)

Descripción

Para la producción en la que los cables de gran diámetro se procesan de forma fiable y con precisión, se dispone de la serie Metzner AM 5000, que ofrece una solución con el máximo nivel de potencia de corte y tracción, facilidad de manejo y larga vida útil. La serie Metzner AM 5000 fue desarrollada especialmente para cables de hasta 30mm de diámetro y secciones de hasta 240mm². Los motores paso a paso trifásicos, de par especialmente elevado y potentes, garantizan la potencia necesaria para las operaciones de tracción y corte. Su preciso funcionamiento con la punta de los dedos también hace que la serie Metzner AM 5000 sea adecuada para el procesamiento de cables más finos a partir de 1,5mm². Todos los modelos están equipados con una "Vario-Press" controlada electrónicamente. Este innovador sistema asegura que la presión de cierre de la cinta de los alimentadores se ajusta a la fuerza de tracción aplicada necesaria en fracciones de segundo. Esto asegura una presión de agarre óptima de los cables tanto para el pelado como para la alimentación hacia adelante de los cables. Para asegurar una producción automática e ininterrumpida, la alimentación de material es monitoreada por varios sensores. Si se produce un bloqueo de material, la producción se detiene automáticamente y se informa al operador sobre la causa de la parada.

---

VÍDEO

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.