Difractómetro de rayos X Terra
portátil

difractómetro de rayos X
difractómetro de rayos X
difractómetro de rayos X
difractómetro de rayos X
difractómetro de rayos X
difractómetro de rayos X
difractómetro de rayos X
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
de rayos X
Especificaciones
portátil

Descripción

Este analizador XRD portátil, de alta capacidad, contenido en una sola unidad y operado por baterías, cuenta principalmente con un sistema de haz cerrado XRD para brindar una identificación completa de fase de componentes superiores, ligeros o de trazas en una rápida exploración XRF de elementos —desde el calcio (Ca) hasta el uranio (U). Su exclusiva técnica de preparación de muestras (en pequeñas cantidades) y su cámara de ensayos permiten análisis rápidos y en campo. Tecnologías patentadas por la NASA y Olympus Concebido para efectuar estudios químicos y mineraló­gicos en el marco de la misión Mars Science Laboratory (MSL) dirigida por la NASA, el TERRA de Olympus es un analizador robusto y completamente portátil que se beneficia de dos tecnologías avanzadas —la difracción de rayos X (XRD) y la fluorescencia de rayos X (XRF)—, las cuales permiten su uso en aplicaciones terrestres. Combi­nando ambas innovaciones tecnológicas de Olympus y de la NASA, el TERRA da vida a una nueva forma de efectuar mediciones por XRD y XRF. Gracias a su detector de carga acoplada (CCD, por sus siglas en inglés), desarrollado específicamente para pro­ducir una excitación atómica directa en el material, el ana­lizador TERRA permite reunir simultáneamente los datos provenientes de los fotones de rayos X para ambas técnicas XRD y XRF. Esto es posible mediante el funciona­miento de la cámara integrada, que detecta la posición de ambos fotones de energía al mismo tiempo Con una resolución de energía de ~200 eV (5,9 keV), el analizador TERRA hace que su experiencia analítica sea tan simple como al visualizar el análisis espectral en la pantalla de su PC.

VÍDEO

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.