Cámara InGaAs Alizé™ 1.7
de laboratoriopara la visión industrialpara investigación y desarrollo

cámara InGaAs
cámara InGaAs
cámara InGaAs
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
para científicas, de laboratorio, para la visión industrial, para la supervisión de procesos, para investigación y desarrollo, para la industria agroalimentaria, para la investigación biomédica, para la agricultura, para dron, para helicóptero
Tecnología
digital
Función
de vigilancia, para la detección de fuga de gas, de detección de fugas, para la visión industrial, de visión científica
Espectro
de infrarrojos, monocroma, multiespectral, hiperespectral
Sensor de imagen
sCMOS, conjunto de plano focal
Interfaz
USB 3.0, Camera Link
Opciones y accesorios
alta sensibilidad, para interior, para luz tenue, InGaAs, de calidad superior, de bajo nivel de ruido, con programa de medición, refrigerada, con enfriamiento termoeléctrico
Número de píxeles

327.680 unit

Descripción

Tecnología Cámaras y objetivos infrarrojos Campos Ciencias de la vida Ciencia de los materiales Ciencia forense Alimentación y agricultura Minería y Geología Artes Cámara versátil de InGaAs La Alizé 1.7 es una cámara InGaAs de gama alta, de grado científico y con una resolución de 640 x 512 píxeles, que aúna rendimiento y fiabilidad. Tiene un bajo nivel de ruido, una alta eficiencia y una rápida velocidad de fotogramas compatible con un disparador externo. Esto es posible gracias a una combinación de electrónica de control de última generación y un refrigerador termoeléctrico (TEC) de cuatro etapas que puede mantener una temperatura de funcionamiento de hasta -50 °C. El TEC, a su vez, utiliza una refrigeración por aire forzado que no requiere el mantenimiento de una unidad de refrigeración por agua o nitrógeno líquido. La Alizé 1.7 es una de las cámaras de InGaAs de gama alta más rentables del mercado.

---

VÍDEO

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Photon etc.
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.