VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español
video corpo

Separador de aceite de coalescencia ROS series
agua

separador de aceite de coalescencia
separador de aceite de coalescencia
separador de aceite de coalescencia
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
de coalescencia
Aplicaciones
agua

Descripción

Los potentes separadores de aceite y agua de la serie ROS separan el condensado de aire comprimido de forma totalmente automática y fiable sin separación por gravedad en los componentes aceite y agua. El condensado pasa por varias etapas de separación y se filtra a través de varios elementos absorbentes de aceite. El carbón activo especialmente seleccionado en la etapa de limpieza final separa de forma fiable el condensado de los últimos componentes del aceite. Los separadores de aceite y agua son adecuados para la separación de aceite mineral y sintético y alcanzan un valor residual de aceite inferior a 10 ppm. El condensado limpiado puede ser descargado directamente al sistema de alcantarillado. Los sistemas de separación de aceite y agua están certificados por el "Deutsches Institut für Bautechnik (DIBt)" Especificaciones Técnicas Caudales máximos de entrega del compresor: 3 - 60 m³/min Máxima absorción de aceite: 3 - 50 litros Conector de entrada: 2 x G½ pulgadas Conector de salida: G1 pulgadas Ventajas Ahorro de costes: El condensado purificado puede ser descargado directamente al sistema de alcantarillado Separación de aceite fiable con contenido de aceite residual < 10 ppm gracias a las etapas y elementos de separación de alto rendimiento Fácil de mantener gracias a las válvulas de drenaje para facilitar el vaciado de las cámaras y la sustitución de los elementos Versátil y flexible, ya que se pueden utilizar diferentes tipos de purgadores de vapor Requiere poco espacio gracias a su tamaño compacto Fácil de usar gracias a la visualización del estado de los elementos Calidad certificada por el Deutsches Institut für Bautechnik (DIBt Z-83.5-27)

---

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.