video corpo

Fresa de dos cortes CoroMill® 357
de plaquitas intercambiablesde desbastepara planear

fresa de dos cortes
fresa de dos cortes
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Geometría
de dos cortes
Estructura
de plaquitas intercambiables
Tipo
de desbaste, para planear
Material tratado
para acero, para hierro fundido
Otras características
de alta eficacia
Diámetro

Mín.: 100 mm (3,94 in)

Máx.: 330 mm (12,99 in)

Descripción

CoroMill® 357 es una fresa de planear para desbaste y mecanizado previo de referencias, principalmente, en acero y fundición de hierro. El cuerpo de la fresa presenta un diseño seguro y robusto con una placa de apoyo que protege los asientos de la punta y un sistema de sujeción que ofrece un intercambio rápido y sencillo de la plaquita. Ventajas Gran velocidad de arranque de viruta Tiempos muertos reducidos gracias a las plaquitas de cambio y reglaje sencillo, incluso con guantes Rendimiento fiable Solución rentable con diseño de varios filos Características Plaquitas de tamaño 24 capaces de ofrecer una gran profundidad de corte y un alto avance por diente Sistema de sujeción de plaquitas con reglaje y cambio rápido y fácil, sin necesidad de retirar el tornillo para intercambiar la plaquita Plaquitas de dos caras con 10 filos Cuerpo de la herramienta protegido por placa de apoyo para garantizar una vida útil de la herramienta prolongada y un mecanizado seguro Grandes superficies de apoyo radial, axial e inferior que impiden la deformación y ofrecen un rendimiento constante Aplicación Planeado en desbaste, en particular: Premecanizado de referencias Figuraciones de piezas intermitentes Piezas con creces irregulares Forja, soldadura y fundición Apta para máquinas ISO 50 y mayores Profundidad de corte hasta 10 mm (0.394 pulg.) Avance por diente hasta 0.7 mm/z (0.0276 pulg./z)

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Sandvik Coromant
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.