VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español

Máquina de prueba de materiales
de tensiónde flexiónde rozamiento

máquina de prueba de materiales
máquina de prueba de materiales
máquina de prueba de materiales
máquina de prueba de materiales
máquina de prueba de materiales
máquina de prueba de materiales
máquina de prueba de materiales
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Tipo de prueba
de tensión, de flexión, de rozamiento, de resistencia a la tracción
Tipo de producto
de materiales
Configuración
de mesa

Descripción

En laboratorios en todo el mundo, los científicos están encontrando nuevas maneras de manipular la materia en cada vez más las pequeñas escalas, así como la inspiración de dibujo de los materiales biológicos. Esta revolución nos está dando sustancias con las propiedades que fueron confinadas una vez a las páginas de los libros de la ciencia ficción. Pero estos materiales son más que apenas curiosidades científicas – son auténtico útiles, al punto que los usos comienzan tan a emerger ellos cambiarán radicalmente nuestro mundo. Como cualquier científico material sabe, la caracterización física es dominante a entender las propiedades de estos nuevos y existentes materiales, cómo sus propiedades son afectadas cambiando la formulación, fabricación etc. No apenas para el análisis de la textura… Si usted está buscando a un par de instructores tejidos del acero inoxidable, una tela revestida plástica que cambie color con temperatura o un material transparente que pare balas en sus pistas, usted necesitará a, en algún momento, prueba estos materiales para cuantificar las propiedades tales como fuerza, flexibilidad, resistencia a la tensión, resistencia de la puntura, el etc. de compresión. Aquí es donde un analizador de la textura/un probador de los materiales se puede emplear para comprimir, para doblar, para estirar, para sacar, para cortar, para pinchar o para romper un producto y para proporcionar un análisis objetivo de las capacidades físicas del material.

---

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.