VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español

Sistema de estanterías push-back
dinámicoautomatizado

sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
sistema de estanterías push-back
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
push-back
Otras características
dinámico, automatizado

Descripción

La estantería Push-Back se maneja bajo el principio LIFO (El último que entra es el primero que sale). Las mercancías se apilan y desapilan desde un único lugar. Una ligera pendiente desplaza las mercancias hasta el punto de retirada. La estantería se repone concarretillas contrapesadas o retráctiles. El nivel inferior tambien puede manejarse con transpaletas. Sus beneficios - Estantería Push-Back Óptimo rendimiento de acuerdo al principio LIFO Ahorro de tiempos en la retirada gracias al movimiento dinámico de los palets dentro de la estantería. Separación de apilado y desapilado. Estanterías Push-Through: First in - First out En las estanterías Push-Through los palets se desplazan a través de una ligera pendiente hasta el punto de desapilado. Ello asegura que el primer palet apilado será el primero en desapilarse (Primero que entra, primero que sale). El sistema se utiliza a menudo como un pulmón entre dos zonas de producción, por ejemplo, o en las zonas de expedidción como pulmones de almacén o en almacenes de picking. Sus beneficios - Estanterías Push-Through • Pulmón de almacenaje ideal bajo el principio LIFO • Eficiencia de costes frente a las estanterías Push-Through • Sin frenos, topes o separadores • Movimiento automático de los palets por la calle hasta el punto de desapilado

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.