video corpo

Llenadora semiautomática
de botellasde bidonespara productos fitosanitarios

llenadora semiautomática
llenadora semiautomática
llenadora semiautomática
llenadora semiautomática
llenadora semiautomática
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Especificaciones
semiautomática
Tipo de recipiente
de botellas, de bidones
Aplicaciones del producto
para productos fitosanitarios, para salsa, para productos cosméticos, para producto corrosivo, de aceite
Sector
para la industria agroalimentaria, para la industria cosmética, para la industria química, para la industria farmacéutica
Tipo
ponderal

Descripción

En la versión de mesa estándar o de mesa baja sobre rodillos, la llenadora de peso semiautomática Stoppil es adecuada para todos los contenedores. El llenado a peso garantiza una alta precisión y una perfecta fiabilidad de la dosificación. CARACTERÍSTICAS - Marco de la máquina en acero inoxidable AISI 304L - Máquina equipada con una escala de certificación metrológica (según el uso) en base a Mettler-Toledo - Pilotaje realizado por tarjeta electrónica - Gran precisión de llenado FLEXIBILIDAD DE USO - Llenado de contenedores de hasta 60 kg - Máquina equipada con 1 a 2 cabezas de llenado - Cambio rápido de formato sin herramientas - Fácil de limpiar: no hay contacto entre el sensor y el producto APLICACIONES Una máquina adecuada para todo tipo de productos líquidos y viscosos: - Alimentos (salsas, jarabes, aceites...) - Químicos (productos de limpieza, productos fitosanitarios...) - Cosméticos (champús, lociones, geles de ducha...) - Farmacéutica (jarabes, complementos alimenticios) OPCIONES - Acabado para productos corrosivos o no inoxidables - Versión ATEX - Boquilla de llenado a distancia gestionada por un cilindro eléctrico - Atornillador neumático manual ajustable en la estructura

---

VÍDEO

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de STOPPIL
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.