VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español

Desaladora electrodiálisis ED, BPED
para aplicaciones industrialespara la industria de las bebidaspara carpintería

desaladora electrodiálisis
desaladora electrodiálisis
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tecnología
electrodiálisis
Aplicaciones
para aplicaciones industriales, para la industria de las bebidas, para carpintería

Descripción

Para la desmineralización de flujos de proceso y la generación de subproductos con valor agregado Los sistemas y las pilas de electrodiálisis de SUEZ transfieren iones y minerales fuera de un flujo de proceso para lograr una desmineralización del producto con valor agregado. Esta tecnología se emplea en mercados y aplicaciones como la desmineralización de suero de leche en plantas de productos lácteos, la desalinización de glicerina y aminas, y la desacidificación de jugos. La electrodiálisis bipolar (BPED) puede usarse en varias aplicaciones, entre las que se incluyen la producción de ácidos orgánicos, el ajuste de pH de bebidas o el uso de salmuera industrial para generar subproductos ácidos y cáusticos de valor agregado. Electrodiálisis: Productos lácteos: desmineralización de suero de leche y permeados Concentración de salmuera Exploración, extracción y producción de petróleo y gas: eliminación de sales de aminas termoestables, desmineralización de soluciones de glicol Estabilización de vinos Desalinización de glicerina Desmineralización de dextrosa Electrodiálisis bipolar: Producción de ácidos orgánicos Recuperación de desechos de minería Optimización de la recuperación de agua salobre mediante ósmosis inversa Alimentos y bebidas: ajuste de pH, desacidificación de jugos Reutilización de aguas residuales industriales para la producción de ácidos y cáusticos

Catálogos

ED / BPED
ED / BPED
4 Páginas
EDR
EDR
3 Páginas
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.