UUV modular SeaRaptor
autónomode inspecciónde búsqueda

UUV modular
UUV modular
UUV modular
UUV modular
UUV modular
UUV modular
UUV modular
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
modular, autónomo, de inspección, de búsqueda

Descripción

profundidad nominal de 3000m y 6000m Puertos de carga útil modulares Amplia gama de integraciones de sensores disponibles Integración de sensores personalizados disponible Equipado con todos los sensores de navegación necesarios y soporte para ayuda acústica el SeaRaptor ofrece varios puertos de carga útil que proporcionan comunicación en serie, Ethernet y alimentación, lo que permite intercambiar sensores sobre el terreno Los sistemas de emergencia redundantes ofrecen opciones adicionales de recuperación tanto bajo el agua como en la superficie El software se basa en el probado software utilizado durante más de una década con el AUV Gavia estándar Estudio de alta resolución para aplicaciones en aguas profundas El SEARAPTOR™ es un vehículo submarino autónomo (AUV) de aguas profundas diseñado para operar a profundidades abisales. Una amplia gama de sensores permite al SeaRaptor™ completar varios tipos de misiones, incluyendo: búsqueda de áreas amplias con sonar de barrido lateral, estudio hidrográfico con multihaz y perfilador de fondo, y estudio de inspección de alta resolución con cámara y sonar acústico. Estas inspecciones apoyan una variedad de aplicaciones, como la búsqueda y recuperación, el salvamento, la exploración, el apoyo a la construcción, la arqueología marina y la oceanografía. El SeaRaptor AUV puede alcanzar una profundidad de 3000 o 6000 metros. Modularidad - El vehículo ofrece varios puertos de carga útil que proporcionan comunicación en serie, Ethernet y alimentación. Estos puertos pueden utilizarse para sensores intercambiables sobre el terreno. Además, las baterías extraíbles y el almacenamiento de datos permiten una rápida puesta en marcha para maximizar el tiempo de funcionamiento.

---

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.