Aparato de vigilancia de condiciones para máquina Ultra-Trak 750
de lubricacióncojinetede alarma

aparato de vigilancia de condiciones para máquina
aparato de vigilancia de condiciones para máquina
aparato de vigilancia de condiciones para máquina
aparato de vigilancia de condiciones para máquina
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
de condiciones para máquina
Aplicaciones
de alarma, para rodamiento, de lubricación, cojinete, de mantenimiento predictivo, para válvula
Tecnología
de ultrasonidos
Otras características
en continuo, a distancia, en línea

Descripción

¡Detecta cambios de amplitud ultrasónica evitando paradas de producción no planeadas y pérdidas de producto! Detectando los cambios de amplitud ultrasónica el Ultra-Trak 750 ™ proporciona una alerta temprana de: • Fallos mecánicos • Fugas en válvulas • Interrupción de flujo • Arco interno / descargas parciales El Ultra-Trak 750™ proporciona beneficios desde el momento de su instalación, ya que monitoriza los ultrasonidos producidos por los equipos en funcionamiento. El Ultra-Trak 750™ se conecta fácilmente a las alarmas o grabadoras de registro de datos gracias a su salida de corriente de 4-20 mA, junto con una salida demodulada. El resistente Ultra-Trak 750™ está alojado en acero inoxidable. Debido a su resistencia al agua y al polvo, puede montarse exteriormente en prácticamente cualquier entorno. Junto con un amplio rango dinámico de 120 dB y una sensibilidad ajustable, este sensor está preparado para satisfacer sus necesidades de detección más exigentes. Las aplicaciones habituales del Ultra-Trak 750™ incluyen: • Fugas en válvulas • Alerta de escapes de combustión • Monitorización de rodamientos (incluida alarma de lubricación) • Detección de inicio de arco en interruptores de potencia • Detección de descargas parciales • Interrupción de flujo • Monitorización / Alarma de cavitación • Aviso de parada • Tendencias o alarma de subida / caída de amplitud

Catálogos

Ultra-Trak 750
Ultra-Trak 750
2 Páginas
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.