Celda de carga de compresión MTB series
tipo vigade galga extensométricade pesaje

celda de carga de compresión
celda de carga de compresión
celda de carga de compresión
celda de carga de compresión
celda de carga de compresión
celda de carga de compresión
celda de carga de compresión
celda de carga de compresión
celda de carga de compresión
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
de compresión
Estructura
tipo viga
Tecnología
de galga extensométrica
Usos
de pesaje
Otras características
OIML, de acero inoxidable, NTEP, IP68, para entorno difícil
Campo de pesaje

Mín.: 5 kg (11,02 lb)

Máx.: 4.400 kg (9.700,34 lb)

Descripción

Pesaje exacto C3/C6 Las células de carga de viga multiuso se pueden seleccionar para satisfacer los requisitos de exactitud de la aplicación con las homologaciones disponibles de la OIML R60 C3 y C6, así como con las de NTEP 3000 III S, 5000d y 10000d III M. Independientemente de la exactitud que requiera la aplicación, encontrará una célula de carga adecuada. Homologación completa Las homologaciones globales, como OIML, NTEP, ATEX y FM, vienen de serie; por lo tanto, las células de carga se pueden usar en todo el mundo en sistemas de pesaje Ex con autorización legal. El conjunto completo de homologaciones permite versatilidad y asegura la protección en una amplia gama de aplicaciones. Características del producto: • Rango de capacidad de MTB: 5- 500 kg (11- 1102 lb) • Rango de capacidad de 0745A: 110- 4400 kg (250- 10 000 lb) • Material: acero inoxidable • Exactitud: OIML C3, C6 y NTEP III M 5.000 • Homologaciones para zonas peligrosas: ATEX, FM e IECEx • Clase de protección IP68/IP69K Clase de protección alta Gracias al diseño herméticamente sellado (soldado), las células de carga multiuso MTB, 0745A y SLB515 resultan ideales para entornos adversos en aplicaciones de proceso, alimentarias y farmacéuticas. La clase de protección IP68/IP69K es adecuada para aplicaciones de lavado.
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.