VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español

Celda de carga de aluminio MT series
tipo vigade punto únicode galga extensométrica

celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
celda de carga de aluminio
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Estructura
tipo viga, de punto único
Tecnología
de galga extensométrica
Usos
de pesaje
Otras características
OIML, de aluminio, NTEP, de dimensiones reducidas, IP67
Campo de pesaje

Máx.: 750 kg (1.653,47 lb)

Mín.: 3 kg (6,61 lb)

Descripción

Integración sencilla Estas células de carga son ideales para máquinas de envasado y procesamiento, básculas para tolvas y depósitos pequeñas y básculas de sobremesa industriales y del comercio minorista. Los perfiles bajos y las interfaces sencillas facilitan la integración. Su amplio rango de capacidad hace que resulten útiles en una amplia gama de aplicaciones. Como solo se usa una célula de carga por báscula, no se requiere una caja de conexiones. Homologación completa Las homologaciones globales, como OIML, NTEP y ATEX, se encuentran disponibles de serie; por lo tanto, las células de carga se pueden usar en todo el mundo en sistemas con autorización legal y en zonas peligrosas. El conjunto completo de homologaciones permite versatilidad y asegura la protección en una amplia gama de aplicaciones. Características del producto: • Su capacidad oscila entre los 3 kg – 30 kg (6,6 lb – 66,1 lb) y los 50 kg – 750 kg (110 lb – 1654 lb) • Tamaños máx. del plato: de 35 × 35 cm (14 × 14 in) a 60 × 60 cm (24 × 24 in) • Material: aluminio pasivado Protección El aluminio pasivado proporciona una buena resistencia a la corrosión para muchas aplicaciones industriales en seco. El circuito eléctrico está encapsulado y protegido contra el polvo y la humedad con una clasificación IP67.

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.