Interruptor de parada de emergencia PSENrope
con tracción de cable2 polosreforzado

interruptor de parada de emergencia
interruptor de parada de emergencia
interruptor de parada de emergencia
interruptor de parada de emergencia
interruptor de parada de emergencia
interruptor de parada de emergencia
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
de parada de emergencia, con tracción de cable
Configuración de contacto
2 polos
Nivel de protección
reforzado, IP67
Montaje
en línea
Otras características
manual, de seguridad

Descripción

Ya sea en la cadena de montaje o en la máquina, cuando se trata de la seguridad en la zona de fabricación, los interruptores de tracción por cable seguros PSENrope constituyen una solución acreditada y fiable. Los PSENrope desconectan procesos funcionales por accionamiento manual. Los PSENrope aportan además máxima seguridad cuando más se necesita: la función de parada de emergencia puede activarse en cualquier punto del cable. Con cables de hasta 75 metros de longitud, son idóneos para la protección de grandes instalaciones. Solución de seguridad sencilla y cómoda Facilidad de instalación y manejo Utilización flexible también para la protección de grandes instalaciones Fabricación extraordinariamente resistente y sólida carcasa de metal o plástico Alta resistencia gracias a la sólida carcasa de metal o plástico Apto para aplicaciones en interior o exterior alto grado de seguridad mediante la separación física de espacio de conexiones y parte mecánica Optimización de costes mediante la combinación de parada de emergencia y desbloqueo por tracción Características del interruptor de tracción por cable Para aplicaciones hasta: PL e según EN ISO 13849-1, SIL CL 3 según EN/IEC 62061 pulsador de parada de emergencia integrado contactos: 2 NC, 2 NA Variantes con función Reset (PSENrope mini) Grado de protección: IP67

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de PILZ
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.