Sistema de seguridad para zona protegida PSENradar
configurablevía Ethernetradar

sistema de seguridad para zona protegida
sistema de seguridad para zona protegida
sistema de seguridad para zona protegida
sistema de seguridad para zona protegida
sistema de seguridad para zona protegida
sistema de seguridad para zona protegida
sistema de seguridad para zona protegida
sistema de seguridad para zona protegida
sistema de seguridad para zona protegida
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
para zona protegida
Otras características
configurable, radar, vía Ethernet

Descripción

Supervisión segura de espacios de protección en condiciones de uso duras El sensor de radar seguro PSENradar y el microcontrol configurable PNOZmulti 2 representan una solución completa segura para la supervisión de espacios de protección que incluye además la evaluación de la conformidad de la máquina o instalación completa. Los sensores de radar seguros se utilizan en condiciones que sobrepasan los límites de los sensores optoelectrónicos: entornos duros como, por ejemplo, aplicaciones al aire libre o la transformación de metal, se supervisan de manera segura con PSENradar. Porque la tecnología de radar (FMCW: frequency modulated continuos wave) asegura un alto grado de disponibilidad en entornos con factores perturbadores externos, como polvo, suciedad, lluvia, luz intensa, chispas y vibraciones. La supervisión de volúmenes funciona con un margen de frecuencias de 24 a 24,25 GHz y permite alcanzar SIL 2, PL d y la categoría 3, que a menudo son requisitos necesarios para aplicaciones robóticas. La solución completa dispone asimismo de interfaces adicionales, como Ethernet y Profisafe, que simplifican el uso del sensor de radar seguro en aplicaciones de retrofit.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de PILZ
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.