Módulo de alimentación de E/S DT8032

módulo de alimentación de E/S
módulo de alimentación de E/S
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Descripción

8 canales independientes en una carcasa de sobremesa (alimentación de 110/220 V CA) rango de salida de 500 V / 10 mA Canales con polaridad positiva o negativa Conectores de salida coaxiales SHV Baja ondulación Alerta de baja/sobretensión, protección de sobrecorriente y tensión máxima Lógica de enclavamiento para la habilitación de la placa y la desactivación individual del canal resolución del monitor de corriente de 50 nA (con Imon-Zoom x10: 5 nA) 2.pantalla táctil de 8″ en color Control local y remoto (USB2.0/Ethernet) Herramientas de software para facilitar la gestión de los canales El Mod. DT8032 proporciona 8 canales independientes de 500 V/ 10 mA en un paquete de sobremesa (con alimentación de 110/220 V CA). Cada canal puede proporcionar una tensión máxima de 500 V y una corriente máxima de 10 mA. La unidad está disponible con canales positivos, negativos y "mixtos" (4 positivos y 4 negativos). Las salidas de los canales se suministran a través de conectores SHV. Las tasas de RAMP-UP y RAMP-DOWN de la salida HV pueden seleccionarse independientemente para cada canal en el rango 1÷100 V/s en pasos de 1 V/s. El módulo tiene una resolución de 50 nA Iset. El control del módulo puede realizarse de forma local gracias a una pantalla gráfica LCD en color de 2,8″ con una interfaz de usuario completamente rediseñada o de forma remota, a través de USB 2.0 o Ethernet. Se dispone de un conjunto completo de herramientas de software para controlar estas unidades; el usuario puede descargar libremente bibliotecas de bajo nivel, el controlador LabVIEW y el software de aplicación gráfica. Además, se dispone de una interfaz web integrada (próximamente) para controlar fácilmente el módulo sin necesidad de instalar software en un PC. El usuario puede monitorizar el estado del módulo y configurar los parámetros HV de cada canal en tiempo real.

---

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.