Prerrefinador de rodillos PM-60
de cacao

prerrefinador de rodillos
prerrefinador de rodillos
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
de rodillos
Aplicaciones
de cacao

Descripción

La pretrituradora / trituradora PM-60 es una máquina diseñada para la producción de producto semielaborado (manteca o pasta cruda) que se utilizará dentro de refinadoras de bolas para la producción de la pasta de frutos secos y cremas untables de frutos secos Con este tipo de maquinaria es posible obtener un producto pre-molido teniendo con un tamaño final de partículas alrededor de 250-300 micras. La maquinaria está diseñada para trabajar con todo tipo de frutos secos y judías. Capacidad de producción: capacidad indicativa de 30 a 60 Kg/h, variable en función del tipo de producto entrante y de la granulometría deseada del producto saliente. Características técnicas: el sistema combinado de pretrituración de la maquinaria consta de dos etapas dispuestas en cascada: - La primera etapa consta de un par de rodillos dentados de acero inoxidable tratado térmicamente con velocidad regulable mediante inversor (Opcional ITEM 2/A) - La segunda etapa consiste en un molino de púas enteramente fabricado en acero inoxidable AISI 304 con velocidad regulable mediante inversor (PUNTO 2/B opcional) Propiedades tecnológicas: la maquinaria tiene la propiedad de pretriturar el producto sin calentarlo para conservar intactas sus cualidades organolépticas, de hecho durante el procesado el producto no supera una temperatura de 42°C. Descripción técnica: - La maquinaria está fabricada íntegramente en acero inoxidable AISI 304 - Está provista de un bastidor de acero inoxidable AISI 304 con relativas ruedas pivotantes. - Tiene una tolva de carga de acero inoxidable AISI 304 en la parte superior. - Tensión de alimentación 400 voltios, frecuencia 50 Hz con clavija de alimentación de 16 amperios y 5 polos (tres fases + neutro + tierra).

---

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.