VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español

Línea de producción de queso 100

línea de producción de queso
línea de producción de queso
línea de producción de queso
línea de producción de queso
línea de producción de queso
línea de producción de queso
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Descripción

Mini unidad COMPACTA para el corte de la cuajada, cocción, hilado y moldeado de cualquier tipo de queso de pasta hilada: mozzarella, fior di latte, mozzarella de Bufala, pizza-cheese, provolone, scamorza, chechil, suluguni, ostiepock, parenica, oaxaca,… Una máquina de dimensiones compactas diseñada para las lecherías artesanales y pequeñas con el objetivo de automatizar la producción de queso, mientras se mantiene una producción artesanal diversificada y pequeña. Operación simple, estructura compacta, versatilidad apropiada para producir queso de alta calidad. La máquina está equipada con cortacuajada, sección de hilado y moldeo; ¡TODO EN UNA MÁQUINA! De hecho, su diseño compacto la convierte en la solución perfecta, muy apreciada para las lecherías de pequeño tamaño, restaurantes, laboratorios de investigación y desarrollo (R&S), universidades e institutos profesionales. A pesar de su diseño compacto, la máquina permite producir una amplia gama de quesos de diferentes tamaños y formas gracias a los múltiples dispositivos de moldeo disponibles bajo pedido. Productos obtenibles: Mozzarella de 1 a 500 gramos (Perline, Perle, Ciliegine. Bocconcini, Ovoline, …) Scamorza, provola y productos con forma a pera de de varios tamaños Formas especiales de mozzarella como fetas, discos corazón, ostiepock u otras formas particulares Productos cilíndricos o rectangulares como pizza cheese, provolone, kashkaval, suluguni, kasar hasta 3 Kg Cordones continuos de queso para la producción manual de trenza, nudillo, oaxaca y string cheese/ stick cheese Hoja plana de pasta hilada
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.