VENDA SUS PRODUCTOS
*mydirectindustry  
Español
video corpo

Descascaradora automática SH A
para cerealesde gran capacidad

descascaradora automática
descascaradora automática
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
para cereales
Especificaciones
automática, de gran capacidad

Descripción

Descascaradora de rodillos de goma La descascaradora de rodillos de goma SH A de SCHULE se utiliza en una planta de procesamiento de arroz si se quiere descascarillar el paddy de forma cuidadosa y con altos rendimientos. Tan pronto como el paddy limpio se encuentre en la canaleta vibratoria, la canaleta está activada por una célula fotoeléctrica y transporta el producto automáticamente a través de una resbaladera a los rodillos de goma. Los rodillos de goma montados en diagonal se mueven neumáticamente en la posición de trabajo. Para un proceso de descascarillado óptimo, las velocidades circunferenciales y diferenciales de los rodillos de goma se pueden adaptar a diferentes variedades de arroz. Mientras que se transporta el paddy a través de la hendidura entre los rodillos de goma, un soplante enfría los rodillos. Esto asegura una larga vida útil y con esto bajos gastos de operación. Ventajas de la descascaradora de rodillos de goma: • Descascarillado suave con alto rendimiento • Enfriamiento sostenible de los rodillos de goma • Bajos gastos de operación Tras la descascaradora de rodillos de goma, se alimenta la mezcla de arroz descascarillado, cáscaras sueltas y paddy en el separador con circuito cerrado de aire. Normalmente, se entrega la descascaradora de rodillos de goma ya montada sobre el separador con circuito cerrado de aire. Después de la clasificación, la mezcla descascarada sin cáscara de descascarillado y paddy se añade a una mesa separadora para su posterior clasificación. Plantas para el procesamiento de arroz El arroz es una de las plantas útiles de mayor cultivo en el mundo y es el alimento básico más importante en muchos países del mundo.
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.